La mejor manera de conseguir un buen bronceado en la playa

mujer-con-crema-solar-en-la-playa

El verano se encuentra a la vuelta de la esquina, y es una época disfrutada por muchos, ya que es la excusa perfecta para ir a la playa, y broncearse.

Sin embargo, se debe tener mucho cuidado con esto último, y no solo por razones estéticas, sino por salud.

Es bien sabido que, exponerse al sol durante un tiempo prolongado puede ocasionar efectos nocivos para la salud, e incluso, desarrollar cáncer de piel.

No obstante, con esta advertencia no pretendemos hacer que no salgas de casa, y le temas al sol. Por esta razón, te contaremos la mejor manera de conseguir un buen bronceado, cuidar tu cuerpo, y tu salud.

Debes salir al sol

Pese a la advertencia, es importante que salgas al sol, ya que este ayuda a nuestro organismo a gestionar la vitamina D, necesaria para nuestros huesos y cabello. Además, muchas personas afirman sentirse revitalizadas luego de exponerse al sol. Pero debes tomar precauciones.

En verano, el calor hace que quieras quitarte la ropa, pero esta sobre exposición puede ocasionar problemas. Lo ideal es que uses sombrero de playa, de este modo no recibirás toda la fuerza de los rayos UV. Además, debes complementar esto usando bloqueador solar con factor de protección nivel 50. Mientras mayor sea, mejor para ti y tu salud.

Es importante aclarar que, no puedes simplemente aplicarlo y salir al sol. Debes esperar por lo menos 20 minutos, ya que, durante este tiempo, tu piel habrá absorbido el bloqueador correctamente tal como indica la web de productos de belleza My DermaCenter. Además, haciendo esto, tendrás garantizado el bronceado, sin haber dañado tu piel.

Y, por último, con respecto a las consideraciones al salir al sol, tienes que evitar, en la medida de lo posible exponerse al sol en un periodo comprendido entre las 11 y las 16 horas. Ya que, en este lapso de tiempo, el sol se encuentra en su máximo punto de intensidad.

Los buenos hábitos pueden ayudarte contra los efectos nocivos de los rayos UV

Para lograr esto, lo primero es lo que siempre nos han dicho, debes mantenerte hidratado, por lo cual es importante que tomes bastante agua. Y si vas a exponerte al sol, debes buscar una equivalencia. Por ejemplo, si pasarás todo un día en el sol, debes tomar entre 3 a 4 litros de agua.

Esta cantidad, va a ayudar a tu cuerpo a reponer todo el líquido perdido por la exposición al sol.

Otro factor importante es la alimentación. Asegúrate de que en tu dieta no falten alimentos ricos en vitamina E, que ayudarán a tu organismo a proteger las células y evitar daños y envejecimiento temprano. También comida rica en antioxidantes es importante.

Otra vitamina que es tu aliada contra los daños que le ocasiona a la piel, la exposición a los rayos solares, es la vitamina C. Esta ayuda a tu organismo a preservar el colágeno.

La vitamina A, presente en la zanahoria y otros alimentos, ayuda a nuestra piel a preservar su color y hacerles frente a los daños producidos por los rayos ultravioleta. Y el pescado te ayudará a mantenerte hidratado gracias a que contiene omega3, y esto sumado con el agua, te ayudará bastante.

Y finalmente, es importante aclarar que, aunque hayas seguido todos los tips mencionados, es sumamente importante que, luego de haberte expuesto al sol, debes asegurarte de aplicar sobre tu piel cremas hidratantes, las cuales ayuden a tu piel a conservar sus nutrientes y líquido, evitando así que esta se pele o se agriete.

Debes recordar que, nada de esto será útil si no usas el sentido común para entender lo dañino que puede resultar exponerse al sol sin ningún tipo de protección. Por lo tanto, si planeas ir a la playa este verano, evita que sea en horas del mediodía, toma agua, come bien y aplica sobre tu piel bloqueador solar suficiente, espera unos minutos y estarás protegido.