Jerusalén en Bici

Jerusalén es una ciudad fascinante donde se mezclan imágenes y sonidos.
Un lugar lleno de vitalidad que combina lo antiguo con lo nuevo, lo religioso con lo secular, donde las tres religiones más importantes comparten espacio.

Pedaleando por las calles de Jerusalén el viajero encontrará sinagogas, mezquitas, iglesias y monasterios, ruinas y tumbas, caminos y canales, centros comerciales y oficinas, colegios y teatros: todo formando una mezcla armónica.Aunque no sea la ciudad más cómoda para desplazarse en bicicleta, con toda seguridad el esfuerzo merecerá la pena.

A continuación presentamos una lista con algunos de los numerosos lugares de interés de Jerusalén, con las mejores rutas para ciclistas de la ciudad.

Comenzaremos la jornada en el Monte Scopus, y pasaremos después por el Hospital Augusta Victoria de camino al Monte de los Olivos.

Después de disfrutar con la vista de la ciudad, bajaremos camino de la ventosa calle del Monte de los Olivos, que nos conducirá a través del cementerio antiguo hasta la iglesia de Dominus Flevit y de ahí al Huerto de Getsemaní.Tras visitar las iglesias, subiremos por la muralla de la  Ciudad Vieja hasta la Puerta de las Basuras.
Allí podremos visitar el Muro Occidental, venerado como el lugar más sagrado del judaísmo ya que se trata del último vestigio del Segundo Templo.Continuaremos por la calle Interior, en la Ciudad Vieja, hacia la Puerta de Sión y el Barrio Judío, después al Monte Sión, donde se encuentra la tumba del Rey David, próxima al Cenáculo y a la Abadía de la Dormición.

Seguiremos el camino alrededor de la muralla hasta la Puerta de Jaffa y desde allí entraremos en el mercado del Barrio Cristiano.  Dependiendo de la cantidad de gente que haya podremos seguir en bicicleta durante todo el camino hasta la Iglesia del Santo Sepulcro.

Tras salir de la Ciudad Vieja, seguiremos el camino antiguo de Jaffa a Sión hasta la plaza de Sión y la calle Ben Yehuda.Continuaremos por la calle peatonal de camino a Nahlaot.Aquí, en uno de los primeros barrios construidos fuera de las murallas de la Ciudad Vieja, podremos circular por callejuelas y calles adyacentes descendiendo hacia el parque Saker, bajo el edificio del Tribunal Supremo.Seguiremos el carril bici del parque hacia el Monasterio de la Cruz.

Desde allí, subiremos por la colina hacia el Museo de Israel, donde se encuentra la  maqueta de la Jerusalén del Segundo Templo.Cerca de allí está también el  Museo de las Tierras Bíblicas.Dejaremos el museo en dirección al Campus Givat Ram, de la Universidad Hebrea, donde podremos visitar el campus y el Jardín Botánico.
Continuaremos a través del barrio de Beit Hakerem hasta el Monte Hertzel donde se sitúa el cementerio militar central, próximo al Museo del Holocausto Yad Vashem.

Desde aquí, descnderemos hacia Ein Karem, el pintoresco pueblecito donde nació Juan el Bautista.

Concluiremos la jornada explorando las callejuelas del barrio o tomándonos un descanso en uno de sus numerosos cafés o restaurantes.