Buscar
 

 More From Region

 

Población

El Estado de Israel cuenta con unos 7,4 millones de habitantes.

El rasgo más destacado de la población israelí es su gran diversidad. Además de la principal clasificación de los habitantes del país en judíos (80%) y árabes (20%), existen muchas más subdivisiones.

En esta página:

Información General

Población

El Estado de Israel cuenta con unos 7,4 millones de habitantes.

 

El rasgo más destacado de la población israelí es su gran diversidad. Además de la principal clasificación de los habitantes del país en judíos (80%) y árabes (20%), existen muchas más subdivisiones. Los judíos, por ejemplo, se dividen en religiosos y laicos; dentro de éstos últimos se incluyen varias comunidades de inmigrantes que conservan su cultura. Igualmente, los árabes se dividen en musulmanes, cristianos y drusos. Además de estos grupos, Israel posee otros pequeños grupos religiosos étnicos, como los circasianos y los samaritanos, así como pequeñas comunidades cristianas de Europa, como la alemana de Beit El en Zikhron Ya'akov.

 

Otra importante característica de la población israelí es su rápido crecimiento, poco habitual en los países desarrollados. Desde la creación del estado, la población israelí casi se ha multiplicado por diez, principalmente debido a la inmigración de judíos de todo el mundo. En la actualidad, Israel es un país densamente poblado, aunque existen grandes regiones apenas habitadas. Su población es joven (la mediana de edad se sitúa en 28,3 años), su tasa de mortalidad infantil es baja (5,8 muertes por cada 1.000 nacimientos) y la esperanza de vida es alta (78,7 años).

La Población Judía

El Estado de Israel fue fundado en 1948, en el punto álgido de la Guerra de Independencia, y supuso la culminación de un largo proceso en el que el pueblo judío había comenzado a regresar a su patria, proceso que continuó tras su fundación. De hecho, desde la creación de este estado, han inmigrado a Israel unos 2,7 millones de judíos procedentes de unos 130 países. Estas continuas oleadas de inmigración han dejado huella en la política y en la sociedad del país.

 

El crecimiento de la población judía de Israel no ha sido uniforme, sino que más bien se ha ido produciendo en cuatro grandes oleadas de Aliyá (este término, que significa ascenso en hebreo, hace referencia a la inmigración de judíos a Israel). Entre 1948 y 1951, Israel absorbió unos 700.000 inmigrantes, lo cual duplicó su población. A mediados de la década de 1950 llegaron unos 170.000 inmigrantes a Israel procedentes del norte de África y de Rumanía. A principios de la década de 1960, acogió a cerca de 180.000 personas del norte de África. En la de 1990 llegaron 900.000 inmigrantes de la antigua URSS y unos 60.000 de Etiopía, todos los cuales fueron absorbidos por Israel.

 

Como consecuencia de la cantidad de países de origen de la población judía israelí, ésta es bastante variada. Desde la fundación de este estado, los sucesivos gobiernos israelíes han adoptado una política de “crisol”. Sin embargo, muchos colectivos de inmigrantes han conservado sus tradiciones en distinto grado. Al mismo tiempo, con los años, el porcentaje de israelíes nativos (tsabar) de la población ha ido creciendo gradualmente, y en la actualidad representan la mayor parte de la población judía (65%). Este proceso y, en particular, el aumento del número de matrimonios entre miembros de las diversas comunidades y la creciente influencia de la cultura occidental, han dado lugar a una desaparición gradual de las diferencias entre las comunidades de Israel. Además de por comunidades, los judíos israelíes también se dividen en función de su grado de observancia religiosa: ultraortodoxos (12%), religiosos (10%), tradicionales (35%) y laicos (43%).

La Población no Judía

La gran minoría no judía de Israel es árabe, que representa alrededor de un quinto de la población del país. La mayoría de los árabes de Israel viven en asentamientos en Galilea, en la llanura costera oriental y en el norte del Néguev. Existen también grandes concentraciones de árabes en ciudades mixtas, como Haifa, JerusalénSan Juan de Acre y Ramla.

 

La gran mayoría de los árabes israelíes son musulmanes suníes, y sólo una décima parte profesan la religión cristiana (en su mayoría, miembros de la Iglesia Ortodoxa Griega). Entre los árabes israelíes se encuentran beduinos, musulmanes cuyos antepasados eran nómadas. Los beduinos se han desplazado a asentamientos permanentes, sobre todo en el norte del Néguev, pero también en Galilea. Los drusos (véase a continuación), aunque pertenecen a una comunidad religiosa independiente, son también árabes.

 

Israel posee más etnias y grupos religiosos, entre los que se encuentran los siguientes:

 

Drusos: miembros de una religión desarrollada a partir del Islam chií en el siglo XI cuyos fieles se concentran en Siria, Líbano e Israel. En este país viven actualmente unos 115.000 drusos en 17 asentamientos repartidos por el Monte Carmelo, Galilea y los Altos del Golán.

 

Circasianos: miembros de un pueblo musulmán no árabe originario del Cáucaso. Cuando su país fue capturado por los rusos en el siglo XIX, muchos circasianos emigraron al Imperio Otomano, y algunos de ellos a la Tierra de Israel, donde fundaron las poblaciones de Rikhaniya y Kafr Kama.

 

Samaritanos: miembros de una comunidad nacional-religiosa cuyos principios se aproximan mucho a los del judaísmo. La comunidad samaritana surgió tras la conquista del Reino de Israel por parte de los asirios, cuando miembros de dicho reino que permanecieron allí se mezclaron con otros pueblos deportados por los reyes asirios a esta región. Antiguamente esta comunidad era numerosa y fuerte. Sin embargo, una serie de rebeliones infructuosas durante el periodo bizantino, junto con la presión de los musulmanes sobre los samaritanos para que se convirtieran al Islam hicieron disminuir gradualmente su número. En la actualidad quedan aquí unos 700 samaritanos, la mitad de los cuales vive en Nablús (Autoridad Palestina) y el resto en Holon.

Comunidades Israelíes

Israel es un país densamente poblado (unas 300 personas por kilómetro cuadrado), de las cuales la mayoría vive en pueblos y ciudades. Sin embargo, la distribución de la población no es uniforme, ya que se concentra principalmente a lo largo de la llanura costera, mientras que el Néguev, que ocupa más de la mitad de la superficie total del país, apenas está habitado.

 

Alrededor del 91% de la población de Israel vive en núcleos urbanos de más de 2.000 habitantes. Cerca de una cuarta parte vive en alguna de las cuatro grandes ciudades (Jerusalén, Tel Aviv, Haifa y Rishon le-Tsiyon). La mayor ciudad de Israel es Jerusalén, con unos 746.300 habitantes. Sólo 392.000 viven en Tel Aviv. Sin embargo, más de 1,6 millones de personas residen en su zona metropolitana, que se extiende hasta Herzliya (Hertsiliya) en el norte y hasta Rishon le-Tsiyon en el sur.

 

A comienzos del siglo XX empezaron a desarrollarse kibbutzim y moshavim, dos tipos de asentamientos agrícolas específicos de Israel. El kibbutz es una comunidad basada en la propiedad comunal de bienes, medios de producción y consumo. El moshav (moshav ovdim) es un pueblo agrícola que combina elementos de propiedad individual con otros cooperativos, como  la ayuda mutua y la comercialización y las adquisiciones comunitarias. En la década de 1990, tras los cambios sociales y la crisis agraria que experimentó Israel, se vieron erosionados los principios de los moshavim, y la mayoría de los kibbutzim fueron objeto de grandes reformas y de distintos grados de privatización.

 

A lo largo de los años se han ido creando otros tipos de asentamientos con nombre propio en Israel: el moshava fue muy habitual al inicio del nuevo asentamiento de judíos en el país. Los moshavot, como se llaman en plural en hebreo, eran asentamientos agrícolas de pequeños granjeros con medios de producción privados. Durante los primeros años de existencia, Israel creó asentamientos urbanos denominados “ciudades de desarrollo”, diseñados para alojar a los nuevos inmigrantes e implantar una política de reparto de la población. La mayoría de las ciudades de desarrollo se han creado lejos de los centros urbanos israelíes.

Idiomas

Los idiomas oficiales de Israel son el hebreo y el árabe. El inglés es la lengua más hablada para las relaciones exteriores. La mayoría de los israelíes habla inglés, y muchos de sus carteles están también en este idioma.

 

La lengua más habitual en Israel es el hebreo, hablado por seis millones de personas. Le sigue el árabe, con el que se comunica más de un millón de personas. Dado que Israel es una tierra de inmigrantes, entre sus comunidades se hablan también otros idiomas, principalmente el ruso (unos 900.000 hablantes), el judeoárabe (300.000) y el yiddish (200.000).

 

 Sites & Attractions

 
Jaffa Flea Market The Jaffa Flea Market is a great place for you to hone that quintess...
Museum housed in building where several writers once lived and in which the first worke...
Burma Road. The story of the siege of Jerusalem and the forging of a road through to th...
Sartaba According to ancient Jewish sources, the fortress of Sartaba, whose ruins stan...
The largest art museum in Israel, with both permanent and periodically changing exhibit...
 

 Accommodations

 
​Q Hotel at Poleg Beach is a brand new hotel on a green stretch of coast, offering gues...
​Leonardo Boutique Tel Aviv Hotel is located in Ramat Ha Hayal next to Kiriyat Atidim w...
​The Magic Sunrise Club is a luxurious Hacienda-style resort village. Magic Sunrise Clu...
Descubre Israel