Buscar
 

 More From Region

 

Comunidades en Israel - I

La historia de las comunidades cristianas en la Tierra de Israel comienza con la vida y ministerio de Jesús de Nazaret.

En esta página:

La historia de las comunidades cristianas en la Tierra de Israel comienza con la vida y ministerio de Jesús de Nazaret. Tras su muerte y resurrección, la primitiva Iglesia Apostólica, al menos la que residía dentro y alrededor de Jerusalén, siguió siendo judeocristiana hasta la reconstrucción de Jerusalén (alrededor de 130 d. C.) como la ciudad romana de Aelia Capitolina por el emperador Adriano. Desde entonces, la Iglesia local ha sido totalmente gentil en cuanto a su composición. Era también una e indivisa hasta los primeros Concilios Ecuménicos. En tiempos de la conquista musulmana, la Iglesia en Oriente ya estaba subdividida en varias corrientes, aunque parecen haber seguido compartiendo el uso de los Santos Lugares. Fue sólo durante los reinos Cruzados y el "praedominium" de que disfrutó la Iglesia (latina) de Occidente cuando empezaron las disputas en torno a los Santos Lugares, que se mantuvieron inalterables durante los períodos mameluco y otomano, hasta la declaración de Status Quo en 1852.

 

Según las estadísticas más recientes, de los más de 6,4 millones de personas que viven actualmente en Israel, cerca de 1,4 millones son no judíos. De ellos, alrededor de 123.000 son cristianos. Estos datos no incluyen ni Cisjordania ni la Franja de Gaza, zonas donde no se han realizado censos desde 1967. Por entonces se calculaba que la población cristiana de estas zonas era de unos 33.000 habitantes. Cabe destacar que en los últimos años ha disminuido la población cristiana en Judea, Samaria y Gaza.

 

Estas comunidades pueden dividirse en cuatro grandes grupos: ortodoxos, no calcedonianos (monofisitas), católicos (latinos y uniatas) y protestantes (formado por unas 20 iglesias antiguas y locales, así como otros 30 grupos de carácter principalmente protestante). Salvo en el caso de las iglesias nacionales como la armenia, las comunidades locales son predominantemente de lengua árabe, muy probablemente descendientes de las primeras comunidades cristianas del periodo bizantino.

 



​Las Iglesias Ortodoxas


La Iglesia Ortodoxa (también denominada de Oriente u Ortodoxa Griega) se compone a su vez de otras Iglesias que aceptan la autoridad honoraria del Patriarca de Constantinopla. Históricamente, esta iglesia procede de las romanas del Imperio de Oriente bizantino.

El Patriarcado Ortodoxo Griego
se considera a sí mismo la Madre Iglesia de Jerusalén, cuyo obispo recibió rango patriarcal según el Concilio de Calcedonia en 451. Desde 1054 ha mantenido un cisma con Roma. Sin embargo, en 1964 se celebró una reunión histórica entre el Papa Pablo VI y el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Atenágoras, en Jerusalén.
 
Después de la conquista por los Cruzados en 1099, el patriarcado ortodoxo de Jerusalén, ya en el exilio, fue enviado a Constantinopla. No recobró su residencia permanente en Jerusalén hasta 1845.
 
Desde 1662, la defensa de los intereses ortodoxos en Tierra Santa ha recaído en la Hermandad del Santo Sepulcro, cuya misión es la de velar por los derechos de la Iglesia Ortodoxa en los lugares santos y conservar el carácter helenístico del Patriarcado.
 
Las parroquias son predominantemente de lengua árabe y sus oficiantes son sacerdotes árabes casados así como miembros de la Hermandad del Santo Sepulcro. Esta comunidad agrupa a unas 50.000 personas, principalmente en Jerusalén y en Galilea, con cifras similares en Judea, Samaria, Gaza y los países vecinos incluidos en el Patriarcado.
 
Existen otras dos iglesias nacionales históricas ortodoxas con representación en el país: la rusa y la rumana. Junto a la griega, se hallan bajo la jurisdicción del Patriarcado Ortodoxo Griego.
 
La Misión Ortodoxa Rusa fue fundada en Jerusalén en 1858, pero los cristianos rusos llevaban visitando Tierra Santa ya desde el siglo XI, sólo unos pocos años después de la Conversión de Kiev. Estas visitas se mantuvieron a lo largo de los 900 años siguientes, creciendo ocasionalmente en las grandes peregrinaciones anuales de finales del siglo XIX, que se mantuvieron hasta la Primera Guerra Mundial y finalizaron con la Revolución Rusa.
 
Desde 1949, los títulos de propiedad de las iglesias rusas en lo que por entonces era el Estado de Israel pertenecen a la Misión Ortodoxa Rusa (Patriarcado de Moscú); la propiedad en las regiones bajo control de Jordania sigue correspondiendo a la Misión Eclesiástica Rusa que representa a la Iglesia Ortodoxa Rusa en el exilio. Cada una de estas misiones está encabezada por un archimandrita que cuenta con la ayuda de una serie de monjes y monjas.
 
En 1935 se fundó una misión que representa a la Iglesia Ortodoxa Rumana bajo la dirección de un archimandrita; dicha misión está formada por una pequeña comunidad de monjes y monjas que residen en Jerusalén.
 
La Iglesia Ortodoxa Georgiana ha estado presente en Tierra Santa desde hace siglos. Tras la independencia de Georgia, un grupo de monjes ortodoxos georgianos se ha instalado en Jerusalén bajo la égida de la Iglesia Ortodoxa Griega.
 

Las Iglesias no Calcedonianas


Las iglesias no calcedonianas son iglesias de Oriente (armenia, copta, etíope y siria) que rechazan la doctrina del Concilio de Calcedonia (451) sobre la doble naturaleza de Cristo. Las iglesias no calcedonianas perseveran en la doctrina monofisita, según la cual en Cristo no había más que una sola naturaleza divina.
 
Los orígenes de la Iglesia Ortodoxa Armenia se remontan a la conversión de este país en el año 301, lo que convirtió a ésta en la primera nación que abrazó el Cristianismo. Existe una comunidad religiosa armenia en Jerusalén desde el siglo V. Fuentes armenias fechan el primer Patriarcado en el año 638, según una carta entregada por el Califa Omar al Patriarca Abraham. El Patriarcado armenio de Jerusalén se constituyó en 1311.
 
A lo largo del siglo XIX y durante e inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial aumentó la comunidad armenia local. Antes de 1939 la componían más de 15.000 personas, y constituía el tercer grupo cristiano más numeroso. En la actualidad está formada por menos de 2.500-3.000 fieles, parte de los cuales viven en el barrio armenio de Jerusalén, mientras que otros residen en Haifa, Jaffa, Ramala, Belén y Ammán, en Jordania.
 
La Iglesia Ortodoxa Copta tiene sus raíces en Egipto, donde la mayor parte de la población se convirtió al Cristianismo durante los primeros siglos. Declaran haber llegado a Jerusalén con santa Elena, madre del emperador Constantino. Esta iglesia influyó desde el principio en el desarrollo de comunidades monásticas en el desierto de Judea. Este colectivo floreció durante el periodo mameluco (1250-1517), y de nuevo con Mohammed Alí en 1830. Desde el siglo XIII, el Patriarca Copto de Alejandría está representado en Jerusalén por el arzobispo. Esta comunidad cuenta con unos 1.500 miembros en Jerusalén y en Ramala principalmente.
 
La Iglesia Ortodoxa Etíope lleva manteniendo una comunidad en Jerusalén al menos desde el Medievo. Los primeros historiadores de la Iglesia mencionan la presencia de etíopes en Tierra Santa ya desde el siglo IV. Lo que sí es cierto es que a lo largo de los siglos posteriores la Iglesia Etíope gozó de importantes privilegios en los Santos Lugares, pero los perdió en su mayoría durante el periodo turco, antes de la declaración de statu quo.
 
Actualmente, la Iglesia Etíope de Israel es una pequeña comunidad encabezada por un arzobispo y compuesta básicamente por unas decenas de monjes y monjas que viven en la Ciudad Vieja y en torno a la Iglesia Etíope. Con la inmigración de etíopes a Israel, la comunidad laica ha aumentado hasta cierto punto durante los últimos 20 años. Igualmente, se han incrementado las peregrinaciones desde el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Israel y Etiopía.
 
La Iglesia Ortodoxa Siria es sucesora de la antigua Iglesia de Antioquía y una de las comunidades cristianas más antiguas de Oriente Próximo. Entre sus tradiciones se encuentra el mantenimiento del uso de la lengua siríaca (arameo occidental) en la liturgia y en las oraciones. También se les conoce con el nombre de Jacobitas (por Jacob Baradeus, que organizó esta iglesia en el siglo VI). Su Patriarca reside en Damasco. Jerusalén cuenta con obispos ortodoxos sirios desde 793, y permanentemente desde 1471. En la actualidad, la Iglesia local se halla bajo la dirección de un obispo que reside en Jerusalén, en el Monasterio de San Marcos, del siglo VII. Esta comunidad está formada por unas pocas familias, la mayoría de las cuales residen en Nazaret, Haifa, Jericó, Ramala, Beit Sahour y Beit Jala.
 
La Iglesia Apostólica de Oriente (a veces llamada erróneamente Nestoriana), es originaria de la frontera entre Turquía, Irán e Irak, y su liturgia y sus rezos se realizan en siríaco (arameo oriental). Desde 1917, su patriarca reside en Chicago y Kerala (India). La presencia de esta iglesia en Jerusalén comenzó en el siglo V. Hoy en día está representada por un arzobispo.

 

 Sites & Attractions

 
Reconstruction of ancient Nazareth where Jesus grew up. The village has a visitors cent...
A Catholic-Greek church built in 1877 in the heart of the market in Nazareth. According...
Ecclesiastical complex on top of Mount Tabor, identified by Christians as the place whe...
In the grotto of the Church of St. Gabriel in Nazareth, at Mary’s Well, the rushing wat...
Safed (Tsfat), the highest city in Israel, commands a breathtaking view of the Galilee ...
This is the hill on which Jesus was said to have preached the Sermon on the Mount, perh...
 

 Accommodations

 
​Set at the foot of Masada, one of Israel’s most popular parks, the Masada Guest House ...
​On the winding road between Acco and Tzfat, between Kibbutz Farod and Moshav Amirim, r...
​The hotel was 16 rooms and operates on a bed and breakfast.
 

 VideoSideVWP

 
 

 RelevantArticle

 
 

 Events In Area

 
 

 Untitled

 
Cristianismo