Buscar
 

 More From Region

 

Vía Dolorosa

La Vía Dolorosa, el camino que recorrió Jesús desde el lugar donde le sentenció Poncio Pilatos hasta el Gólgota, significa "camino de los dolores".

En esta página:

Igkesia de Santo Sepulcro

La Vía Dolorosa, el camino que recorrió Jesús desde el lugar donde le sentenció Poncio Pilatos hasta el Gólgota, significa "camino de los dolores". El hermoso canto que comienza diciendo "En una lejana colina..." ha llevado a muchos a imaginarse este último camino como una escena bucólica y tranquila, un camino que discurre quizás entre viejos olivos hasta lo alto de una montaña donde unas cruces descarnadas contrastan con el cielo. Sin embargo, al caminar por la verdadera calle de la Jerusalén Vieja que recibe el nombre de "Vía Dolorosa" se disipan estas imágenes, pero afortunadamente se sustituyen por otras más profundas que le acercarán a aquellos momentos que siempre ha atesorado en su interior.

 

Es posible que esta calle sea ruidosa y esté llena de vendedores tratando de llamar su atención y pregonando sus mercancías. Viejos edificios de piedra se elevan a ambos lados, y en lugar de un paseo por el campo bordeado de árboles hay unos escalones de piedra que suben por la ciudad y que parecen interminables. En ocasiones, los visitantes cristianos se sorprenden al darse cuenta de que esto no es nuevo; de hecho, es exactamente lo que habría visto Jesús aquel viernes. Era la semana de Pascua; Jerusalén era un hervidero de peregrinos. Muchos habrían apartado la vista por miedo a los romanos. De hecho, éstos obligaron a Simón de Cirene a llevar la cruz (Marcos, 15:21).

 

Desde que los cristianos comenzaron a llegar a la Ciudad Santa, han recorrido el último camino de Jesús. Al menos durante los mil últimos años es el mismo por el que pasan los actuales visitantes. Con el tiempo, los relatos sagrados se fueron materializando en puntos concretos: las estaciones del Vía Crucis.

 

Hay catorce estaciones. La primera de ellas está en el Pretorio, donde Pilatos condenó a Jesús y éste tomó la cruz (Marcos, 15:15). Actualmente hay un convento que ocupa una pequeña parte de esta enorme fortaleza. En sus sótanos hay losas antiguas, conocidas según la tradición como Gábbata (Juan, 19:13) o enlosado. Bajo este pavimento hay un gigantesco aljibe construido por Herodes el Grande que seguramente saciaría la sed de los soldados romanos que se burlaron de Jesús (Mateo, 27: 27-31).

 

Entre las antigüedades, unos 6 m. por debajo de la actual carretera, los visitantes encuentran las estaciones del Vía Crucis modestamente marcadas. Cuando el Ayuntamiento de Jerusalén encontró piedras antiguas durante las labores de mantenimiento que realizó hace algunos años, volvió a pavimentar la actual Vía Dolorosa con ellas, las más adecuadas para mostrar los lugares sagrados a los visitantes cristianos. Pasado el Pretorio se encuentra la tercera estación, donde Jesús se cayó con la cruz; la tradición dice que este episodio se repitió, y por eso está marcado mediante otras dos estaciones. La cuarta estación es donde Simón tomó la cruz. Cada estación tiene su propia historia: Jesús se encuentra con María, una mujer noble de Jerusalén limpia el sudor de la frente de Jesús, Jesús habla a las mujeres de Jerusalén (Lucas, 23:27-30), y por último, las estaciones de la crucifixión y el entierro, situada en la antigua Iglesia del Santo Sepulcro.

 

A pesar de (o quizás debido a) su ambiente actual, el entorno de la Vía Dolorosa transmite verdaderamente cómo era Jerusalén tal como la debió de vivir Jesús en esas últimas horas.


 

Lucas, capítulo 23

26 Cuando se lo llevaban para crucificarlo, echaron mano de un tal Simón de Cirene, que venía del campo, y le cargaron la cruz para que la llevara detrás de Jesús. 27 Lo seguía mucha gente del pueblo y de mujeres, que se golpeaban el pecho y se lamentaban por él. 28 Jesús se volvió hacia ellas y les dijo: "Mujeres de Jerusalén, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos. 29 Porque vendrán días en los que se dirá: Dichosas las estériles, los vientres que no engendraron y los pechos que no amamantaron. 30 Entonces se pondrán a decir a las montañas: Caed sobre nosotros, y a las colinas: Aplastadnos; 31 porque si esto hacen con el leño verde, ¿qué harán al seco?".


 32 Llevaban también con él a otros dos malhechores para ejecutarlos con él. 33 Cuando llegaron al lugar llamado La Calavera, crucificaron allí a Jesús y también a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda.

 

La Biblia. La Casa de la Biblia 1992. PPC, Sígueme y Verbo Divino

 

 

 Sites & Attractions

 
System of underground tunnels constituting a continuous chain of history from the times...
Spring in Nakhal Refa'im, with adjoining Ein Yael Museum, an active museum that holds i...
Interactive museum designed to bring the world of science and technology closer to chil...
The Church of the Holy Sepulcher. According to Christian tradition, the Church of the H...
Catholic church of the Benedictine Fathers, built between the years 1900-1910. Accordin...
The Room of the Last Supper – The Coenaculum. According to Christian tradition, already...
 

 Accommodations

 
A historic, world famous Hotel, located in the heart of Jerusalem, with all amenities, ...
The Ambassador Hotel, built in 1952, is one of the first modern hotels in East Jerusale...
A luxury hotel located a few minutes from the Old City. The hotel's Primavera gourmet r...
The Jerusalem Gate Hotel is located by the entrance to the city, It has 9 floors, 298 ...
Details